limpieza de datos

Vivimos en un entorno tecnológico donde la información de los datos es uno de los factores más importantes a la hora de lograr el éxito empresarial. Conseguir una gran cantidad de datos ayuda a los negocios a entender a sus consumidores, conocer el mercado, encontrar fallos y poder resolverlos con mayor facilidad.

Precisamente el “boom” del Big Data ha hecho que muchas empresas se dediquen a la recopilación masiva de información, acumulando infinidad de datos. Sin embargo, de nada sirve poseer un gran capital de información si no está debidamente cuidada y tratada.

Para lograr el cuidado de datos que requieren, las empresas han de tener presente no solo la  necesidad de una infraestructura tecnológica para almacenarlos, también la necesidad de hacer una limpieza periódica de sus datos por diversas razones:

1. Acumulación de datos sin criterio

Es bastante frecuente que las empresas acumulen datos que, a la larga, pueden ocasionar muchos problemas, tanto en la toma de decisiones al no tener una visión de 360°, como por no saber cómo tratarlos. La clave del éxito no está simplemente en recopilar información, sino en saber gestionarla en lo que se refiere a su almacenamiento, consulta y limpieza.

2. No todos los datos son veraces

Debemos tener en cuenta que los consumidores mienten a las empresas, y de nada  sirve tener datos que no sean fiables. Por tanto, habrá que detectarlos y eliminarlos, ya que ocupan espacio y desvirtúan los análisis y decisiones de las empresas.

3. Eliminar datos duplicados

También afecta el hecho de que los datos provienen de distintas fuentes, pues cabe la posibilidad de que haya datos repetidos. Hay que filtrar la información y eliminar la que esté duplicada.

4. Información obsoleta

La información tiene una vida útil muy corta, ya que se trata de una información viva. Los datos obtenidos inicialmente no tienen una aplicación eficaz duradera, sino que la información se mueve a gran velocidad, y esto hace que se quede, fácilmente, desactualizada.

5. No toda la información es útil

Con la irrupción del Big Data, muchas empresas parecen olvidarse de este hecho. Se centran en la cantidad de datos que poseen, cuando la realidad es que no todos tienen el mismo valor ni la misma utilidad. Si la información no es útil para la empresa, hay que eliminarla.

Teniendo en cuenta todos estos criterios, las empresas podrán optimizar al máximo sus datos de modo que puedan lograr los objetivos de negocio que persiguen. Para ello, pueden contar con soluciones tecnológicas de Calidad de  Datos, como MyDataQ, diseñadas específicamente para la normalización, depuración y deduplicación de datos de clientes, con las que, además, pueden ahorrar tiempo y recursos.

<< Volver